Sí a la Educación. Por eso, NO a la LOMCE

Por qué la huelga en la educación

 

El derecho a la Educación está en la base de la igualdad de oportunidades, porque la Educación da herramientas para el pensamiento libre. Por eso es una amenaza para gobernantes déspotas. Que la castren es una tragedia, como sociedad.

La LOMCE se resume en hacer negocio con uno otro más de los Derechos Humanos y aumentar la desigualdad, que ya ha alcanzado una de las tasas más altas de la UE, además de recuperar el tufillo franquista del Florido Pensil. Estudiar será más caro (este año ya lo ha sido), prohibitivo, elitista en la Universidad, y, encima, habrá menos becas. Da más peso a la empresa en la toma de decisiones académicas que a la comunidad educativa… “Españoliza” a golpes, como sus ídolos. Además, permite de nuevo a la Iglesia inmiscuirse en la Escuela Pública. La religión sube y la filosofía y la ética bajan, se potencia la segregación por sexos… Si esto ocurriese en un estado islámico, nos haríamos cruces.

¿Que es necesaria una reforma educativa? Claro que sí. Como en tantos otros frentes, hay mucho que mejorar. Pero, desde luego, no en este sentido. Hace falta una Educación que no se use como moneda de cambio cada vez que un gobierno nuevo coge el poder. Una con visión de futuro de qué modelo queremos. Una que surja de la comunidad educativa y de la reflexión. Del debate y de la participación ciudadana. Del cuidado y para el cuidado. Para la Libertad. Clavadito a como ha sido este proceso.

La LOMCE tiene visión de futuro, pero su modelo es el de instruir, que no educar, para contribuir a generar mano de obra que no tenga argumentos para defenderse. Un paso más hacia la alienación y contra la cultura cívica y política que tan peligrosa resulta. Es el complemento perfecto para una reforma laboral salvaje que va en camino de convertirnos en el Bangladesh del Sur de Europa. Mucho más económico que irse hasta allá, no hay color…

Sí, quizás habrá menos frustración por no encontrar trabajo aquí pese a tener varias carreras, idiomas y algún que otro doctorado, cosas que ahora prácticamente te obligan a buscar un futuro lejos porque parece ser que te hacen finolis a la hora de aceptar contratos basura. Para evitar esto, en lugar de cambiar el modelo productivo y fomentar la I+D, se prefiere alimentar la ignorancia y castigar el espíritu crítico. Volvemos a Las Hurdes. Así será más fácil manipularnos sin encontrar resistencias. Quizás ya ni siquiera sea necesario amenazarnos con la cárcel por opinar. Mucho mejor prevenir, eso es así. Bienvenidos a la distopía del NO-DO del futuro.

Por cierto, ahora que inducir a otros a manifestarse puede ser considerado delito: 15 frases de Wert que inducen a la huelga

Y ya que hoy es día de huelga, un par de textos para que no se pase el día sin más, tan ricamente:

Por qué la huelga en la educación (artículo en eldiario.es)

La Educación como práctica de la Libertad, de Paulo Freire

Por qué la huelga en la educación